La sobrepoblación ya es un problema en muchos países alrededor del mundo, las capitales y las principales ciudades de cada territorio rebasan la capacidad para que la fueron ideadas y dan como resultado el colapso de los servicios públicos y saturación del transporte público. Sin embargo, ante el exceso de ciudadanos hay una solución (además de un declive apocalíptico), hablamos de ciudades inteligentes.

El mundo desde el espacio

¿Qué son y cómo responden ante los problemas?

Las ciudades inteligentes son espacios urbanos en donde ha implementado la tecnología para darle respuesta a problemas cotidianos de los ciudadanos. Es decir, una ciudad inteligente es aquella que implementa avances tecnológicos para mejorar las condiciones de sus habitantes.

Para llevar a cabo la transformación de las ciudades, es fundamental la cooperación entre el sector público y el privado, dado que se cuenta con recursos y avances por parte del sector privado y la cooperación del sector público. Para implementar estas tecnologías es necesario establecer ciertos sensores que permitan estudiar las carencias y necesidades de las ciudades, como por ejemplo el estado del tráfico o la concentración de personas.

Mercé Griera, directora de Proyectos de la  Comisión Europea considera que las Ciudades inteligentes deben tener 3 características esenciales:

  1. Contar con un líder (alcalde o líder comunitario), que respalde propuestas fuera de lo común.
  2. Una localidad en donde lo político y lo social tengan un concenso.
  3. Participación ciudadana respecto a los nuevos cambios.

Formas alternativas de energía

Al hablar de Ciudades inteligentes se toman en cuenta el uso de recursos alternativos en pro de obtener resultados diferentes. Desde molinos eólicos en farolas hasta paneles solares para señalización son algunos de los avances tecnológicos que comprenden este fenómeno urbano.

Estas son algunas de las iniciativas en materia de Ciudades Inteligentes alrededor del mundo:

  1. Tokyo: La capital de Japón cuenta con un despliegue de tecnología NFC (Near Field Communication) en medios de transporte público. Esta tecnología inalámbrica permite la transmisión de grandes cantidades de datos para procesos de identificación e incluso realizar pagos con el teléfono móvil.

2. Amsterdam: La capital oficial de los Países Bajos cuenta con un proyecto de luz inteligente ajustable al lugar en donde se despliega. La iniciativa comprende la implementación de alumbrados led a gran escala (es estima 50.000 millones de bombillos conectados a la Internet de las Cosas).

3. Singapur: Cuentan con una red de sensores conectados a Internet con los cuales se recopilan datos en tiempo real de toda la ciudad. Cabe destacar que estos datos permiten detectar riesgos en materia de inundación o prever accidentes.

¿Creen que la ciudad donde viven podría ser transformada en una Ciudad Inteligente?

Nos vemos en la próxima. @Chdnk

Comenta en el recuadro