Fantasías sexuales

Una fantasía, es la representación imaginaria de los deseos consientes o inconscientes de la persona, estas generan emoción y una excitación.

Existen muchos libros acerca de sexo, fantasías y juegos eróticos. Y bueno, empezaron a surgir más y hablar más libremente del tema a partir de esta saga reciente de “50 sombras de Grey“, libro que la verdad no he leído pero quizá más adelante lo haga.

¿Qué es una fantasía sexual?

Una fantasía sexual, es una la representación imaginaria de los deseos consientes o inconscientes de la persona, estas generan emoción y una excitación, en este caso, hablando del terreno sexual.  Todo el mundo las tiene, la diferencia es que por tabú los hombres tienen menos reparos para hablar de ellas, es algo natural e incluso, puedo decirlo, de salud mental.

Las fantasías son un afrodisíaco, enriquecen nuestras relaciones, despiertan deseos, nos desinhibe y nos dejan expresarnos sexualmente. Las hay de todo tipo: desde las comunes, como tener sexo en un lugar publico, con un famoso o conocido, meter accesorios a la habitación (comida, juguetes sexuales), affair con alguien del mismo sexo, tríos, hacer un striptease, etc.; hasta las que podríamos llamar perturbadoras, como actos de sadomasoquismo, violaciones, etc. generalmente en personas que asocian dolor y placer. Éstas son perfectamente normales si no incluye ejercer un daño real a una persona, es decir, si no forma parte de un juego de roles consentido, de ser así es mejor acudir a terapia.

El punto es, me dediqué a preguntar, leer e investigar sobre las fantasías más comunes en hombres y en mujeres atando los puntos comunes para lograr un top 10 de cosas en las que ambos coincidimos.

1.-  Dominación: Es obvio que siempre en la pareja uno es quien lleva las riendas del coito, pero siempre esta esa espinita de sentirnos dominados, a merced de los deseos de nuestra pareja. Ese sexo apasionado y forzado, aunque no necesariamente violento, ese rush de sentir que no tenemos control de la situación. Puede que sea atadas, el punto es sentirse indefenso en manos de la pareja. Aunque parezca raro, los hombres también desean sentirse dominados por la mujer, sentirse deseados a tal punto que la mujer haga lo que sea con tal de tenerlo a su merced en este campo. Este punto puede ir de la mano con las fantasías sadomasoquistas, en la mayoría de los casos limitados a los azotes; esto se da ya que el placer y el dolor están relacionados en la mente de algunas personas. Va de la mano con el tener relaciones con los ojos vendados y el uso de juguetes sexuales como esposas.

2.- Tríos:  Es una de las fantasías más comunes y no se limita al sexo masculino, aunque en la mayoría de los hombres hablan de hermanas o gemelas. Como sea, un encuentro íntimo con más de una persona, es algo que enciende la mente tanto de hombres como de mujeres; para el hombre es normalmente porque desea ver la relación entre las dos féminas. En el caso de las mujeres es el saberse deseada por alguien más que no es su pareja. Va un poco ligado a la fantasía de los hombres de ver a su mujer tener sexo con otra mujer u otro hombre.

3.- Con alguien de tu mismo sexo: No, no necesariamente son gays por desear tener relaciones con alguien de su mismo sexo. No es que fantaseemos por ser homosexuales, simplemente sabemos que una persona de nuestro mismo sexo sabe exactamente que es lo que queremos y por tanto la relación sexual será satisfactoria. También puede ser que simplemente existe esa curiosidad por saber cómo sería estar con una persona que consideramos atractiva, aunque siempre existe ese freno en algunas personas para hablar de ese tema.

4.- Juego de roles: Tal vez sea la influencia de ciertos elementos, pero uno de los deseos de las parejas es el juego de roles, el uso de disfraces y máscaras dentro de la intimidad. Hay parejas a las que los accesorios dentro del cuarto hacen el sexo más interesante. Pueden interpretar algún papel, traer a la habitación esos personajes que siempre desearon, usar máscaras, crear una historia. El limite esta en la imaginación y pueden utilizar estos elementos como ingredientes perfectos para darle rienda a todos sus sueños y fantasías.

5.- Desconocidos: Es ésta idea de salir a la calle, a correr, a una fiesta, a un antro y terminar “más allá” de una simple mirada con alguien que no conocemos. La imaginación va más allá de un simple saludo, es desear sin más, que esa persona llegará y nos besará terminando en alguna habitación sin tener que dar explicaciones y sin preocuparnos por el día siguiente. Va un poco ligado al tener sexo con alguien que no es tu pareja, aquí aplican los amig@s guap@s, amores del pasado, celebridad, etc. Estas fantasías se alimentan por el deseo de tener relaciones con alguien diferente sin perder a la pareja y, aunque si lo lleváramos a cabo acabaría terriblemente mal, aplicarlo en nuestra mente por las noches vale la pena. No te sientas mal, es normal porque el hecho de estar en una relación de pareja no hace que mágicamente nos dejen de atraer otras personas, además si no lo llevas a cabo más que en tu mente es perfectamente seguro.

6.- Sitio publico: Aquí aplica el cine, parque, la oficina, elevador, baño público, etc. La idea de no estar solos y poder ser descubiertos en una situación pasional enciende la imaginación de muchas personas y va un poco de la mano con las fantasías de exhibicionismo y voyerismo. El que pueda alguien mirarlos teniendo un encuentro sexual, algo que supuestamente es privado y realizado en la intimidad de cuatro paredes incrementa el deseo sexual de la pareja y la pasión.

7.- Jugar con la comida. Exacto, esas típica fantasía de usar miel, chocolate, labios de azúcar, etc. es un común en algunas fantasías. El mezclar dos placeres de la vida es otro factor que eleva. Marcar un camino de dónde quieren limpiarse con la lengua o de dónde quieres que recoja la comida con su boca.

8.- Sexo online. Tu pareja está de viaje y llevas unos días sin verlo. Dale una alegría por skype. Prepara tu vestimenta y hazle un show que suba la tensión frente a la cámara. Antes de que se den cuenta estarán teniendo cibersexo a la distancia.

9.- Ojos vendados: Aunque va un poco de la mano con los juegos de roles y la dominación, los ojos vendados en fantasía para muchos. ¿La razón? Pues como bien saben, al carecer de uno de los sentidos los otros tienden a incrementarse además de que pues crea la sensación de expectativa, estar a merced de la pareja, la emoción de que puede hacernos, nos sentimos vulnerables, deseosos. Por supuesto se recomienda “aderezar” esto con el uso de objetos como lo son plumas, telas de distintas texturas, caricias, etc.

10.- Hacer un vídeo  Muchas parejas sueñan con esto de “grabar un porno casero“, puede que nunca lo vuelvas a ver o sea sólo por diversión. Pero como sea, si decides hacer esto recuerda que debes contar con el consentimiento de la otra persona y por supuesto mujer: recuerda maquillarte.

¿Qué se recomienda? Al hablar de nuestras fantasías con la pareja, es normal que no nos sintamos cómodos sobre todo porque existe el riesgo de que la pareja no comparta esta idea. En algunos casos las fantasías, cuando son compartidas aumentan el deseo y la complicidad, es mejor ir “tanteando terreno” mediante las charlas que tengas y ver si es prudente o no sugerir algún juego de habitación.

Algunos expertos opinan que es mejor que las fantasías se queden en la imaginación, ya que si no resultan como hemos planeado puede ser decepcionante. Pero en mi opinión, el sólo hecho de plantearte llevarlo a la realidad y si ha sido bien planeado con la pareja, puede resultar gratificante y facilitar el orgasmo, así como incrementar la intimidad entre la pareja.

Tú decide: ¿estas preparado para convertir en realidad todas esas fantasías? El límite es la imaginación. Suerte.

1 Comentario

  1. Yo me muestro a favor con la fantasía sexual de hacerlo en lugares públicos.. . Vivir la experiencia de placer y a la vez de ser pillado pone y muy bien… Es un juego que casi que puedo lo practico… Interesante información, gracias.

Comenta en el recuadro