Vamos a definir vértigo, sensación ilusoria de impresión subjetiva de movimiento o desplazamiento lineal o giratorio del propio cuerpo o de objetos en su entorno.

Es un movimiento intenso, y puede presentarse como crisis o ataque  después de un movimiento intenso o de un completo reposo, y la duración es desde segundos hasta días; se vincula con alteraciones del sentido del equilibrio.

Existen diferentes tipos de vértigo:

1) Vértigo rotatorio agudo

El vértigo que se presenta de forma repentina e intensa y tiene una duración de segundos o pocos minutos es un vértigo rotatorio agudo. Este tipo de vértigo está asociado a una fuerte sensación de rotación con tendencia a la caída y en algunas ocasiones también con náuseas.

2) Vértigo rotatorio prolongado

Si el vértigo se extiende durante horas o días, y va acompañado de tendencia a la caída, movimiento involuntario de los ojos (nistagmo), náuseas y vómitos, se trata de un vértigo rotatorio prolongado. Este tipo de vértigo aparece fundamentalmente entre los 50 y los 60 años de edad, y es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

3) Vértigo posicional

El vértigo posicional suele presentarse cuando el paciente inclina la cabeza hacia un lado. En la edad adulta el más habitual dentro de este tipo es el vértigo posicional paroxístico benigno. Aparece a cualquier edad, si bien su frecuencia aumenta en función de la edad del paciente. La mayor incidencia se registra en las personas de entre 60 y 80 años. Las mujeres lo padecen más habitualmente que los hombres.

4) Vértigo oscilante

El vértigo que va acompañado de inestabilidad al estar de pie o al caminar y una elevada tendencia a la caída recibe el nombre de vértigo oscilante. A diferencia de las otras formas de vértigo, en este tipo de vértigo los vómitos son inusuales.

5) Vertigo Visual

El vértigo visual también se incluye dentro de la categoría del vértigo oscilante. Uno de ellos es el llamado vértigo optocinético: se produce cuando un estímulo en movimiento de gran superficie, por ejemplo, en pantallas de cine o simuladores de vuelo, causan una contradicción entre el estímulo percibido por el ojo y la esperada, pero inexistente, aceleración del cuerpo. Esta discordancia provoca vértigo oscilante acompañado de vómitos.

Causas de vértigos

mareos por vértigo
mareos por vértigo

Las causas del vértigo pueden ser múltiples. En función de la patología desencadenante, la duración, la regresión, el tipo y otras características, pueden diferenciarse diversas formas de vértigo. Todas ellas, incluidas las de origen sensorial, surgen por medio del mismo mecanismo: el movimiento estimula los tres órganos sensoriales decisivos del cuerpo, que transmiten dicho movimiento y la posición en el espacio al cerebro. Entre estos se encuentran:

  • Los ojos (sentido de la vista)
  • Los llamados receptores profundos presentes en los músculos (sistema somatosensorial)
  • El órgano del equilibrio situado en el oído interno (sistema vestibular)

En el cerebro (sobre todo en el cerebelo) se compara y analiza la información recopilada por los tres sistemas. Si al procesar dichos datos se generan patrones desconocidos o discordantes, se produce el vértigo. Las causas pueden diferenciarse tal como sigue:

  • Vértigo por estímulos. Constituye en cierto modo un mecanismo de defensa del cuerpo, que informa al cerebro de manera simultánea sobre la situación del cuerpo y sobre un peligro potencial. Aparece, por ejemplo, cuando la persona se encuentra a una altura elevada, o moviéndose o acelerando con cambios bruscos, tal como ocurre en un tiovivo o en la cinetosis en viajes por mar.
  • Mareo como síntoma concomitante de otras enfermedades: también tiene su origen en un estímulo. Puede desencadenarse como consecuencia de cambios de la presión sanguínea, un suministro insuficiente de oxígeno o intoxicaciones, lo que a su vez está causado por una ingesta deficiente de alimentos o líquidos, diversas enfermedades del sistema cardiovascular o enfermedades pulmonares, entre otros. El tabaquismo pasivo también puede provocar mareo.
  • Vértigo como síntoma principal de otras enfermedades: las enfermedades de los sistemas responsables del sentido del equilibrio pueden provocar vértigo. En estos casos se habla de un vértigo por lesión, y constituye el síntoma guía de la enfermedad. Las causas de este vértigo son un fallo en los órganos sensoriales (oído, vista) o del cerebro, debidas al órgano del equilibro del oído (vértigo periférico) o del sistema nervioso central (vértigo central). En el primer grupo se incluyen el vértigo postural paroxístico, la inflamación del nervio vestibular (neuritis vestibular) o la enfermedad de Menière. También determinados antibióticos pertenecientes a los llamados aminoglucósidos pueden provocar vértigo como efecto secundario. El vértigo central aparece por ejemplo en una forma concreta de migraña (migraña vestibular), en tumores o en síndromes vertiginosos.

Síntomas del vértigo

Los síntomas que acompañan al vértigo se deben a que la persona afectada percibe un movimiento de su propio cuerpo o de aquello que le rodea. En una crisis de vértigo completamente desarrollada, esto hace que el paciente sienta inseguridad al estar de pie y al andar, y tienda a caerse. Otros posibles síntomas del vértigo son náuseas, vómitos y pitidos en los oídos. Además, el vértigo puede ir asociado a un movimiento rápido e involuntario de los ojos provocado por una disfunción de la musculatura ocular (esto recibe el nombre de nistagmo).

En las diversas formas de vértigo no se manifiestan siempre todos los síntomas de manera homogénea. El vértigo puede presentar tanto un curso transitorio (episódico) como continuo (crónico). Cada uno de los ataques de vértigo puede surgir de modo espontáneo o a consecuencia de determinados estímulos.

*http://www.onmeda.es/enfermedades/vertigos-diagnostico-vertigo-oscilante-3373-10.html

Remedios Caseros u Homeopaticos para el vértigo

  • Ginko Biloba; La mala circulacion en el cerebro, es desencadenante de varias enfermedades graves y paralisantes, la utilizacion de 60 a 240 mg por dia de esta Planta nos ayudara a controlar y mejorar dicha disfuncion cerebral.
  • Jengibre; La utilizacion de esta planta ha tenido mucho exito, para resolver problemas tan fuertes como Vertigos, mareos y nauseas, el te o el echo de solo masticar la planta tiene buenos resultados y la eliminacion por completo de dicha sensacion.
  • Manzanilla; Previene el vertigo causante por alguna alteracion estomacal.
  • Lavanda: La utilizacion de la flor de lavanda en infusion o te, previene o elimina el mareo causado por un descontrol del sistema nervioso.
  • Passiflora: La utilizacion en infusion de dicha planta, previene y elimina el mareo causado por algun alteracion nerviosa.
  • Vid Roja: ayuda a la mayor produccion sanguinea y por lo tanto elimina, mareos, dolores de cabeza, jaqueas, migranas etc.
  • Albahaca: Con propiedades gastricas y sedantes, resulta interesante para tratar vomitos y vertigos originados por la menopausia.

Dra. Idalia

Comenta en el recuadro