Primero hay que aclarar que no debes esperar a una niña vomitando, un sacerdote tirando agua bendita y saltando por la ventana. Si bien la serie está basada en la novela de William Peter Blatty al igual que el aclamado films de 1973, desde un principio la cadena de televisión Fox ha querido distanciarse.

Quién no recuerda a Alfonso Herrera, conocido por interpretar a Poncho en la telenovela Rebelde, en esta ocasión se pondrá la sotana y será Tomás Ortega, un joven sacerdote mexicano en los suburbios de Chicago.

Como buen films de terror, el incrédulo es el primero al que le pasan las cosas, y este es el caso del padre Tomás, que a pesar de su alzacuello (ese cuello blanco tan distintivo de los hombres de negro católicos) señala a los demonios como metáforas, simples invenciones de la iglesia.

Aconsejo verla en la oscuridad, para que sientas la piel de gallina, ese escalofrío en la espalda y esa presión en el estómago, y si tienes mascotas mantenlas cerca.

No tiendo a asustarme con facilidad, pero está serie va bien encaminada, me tuvo hundida en el sillón con los ojos secos por no querer pestañear en caso de que alguna sombra me sorprendiera.

the-exorcist-serie

¿De qué se trata The Exorcist?

Los primeros minutos es una introducción a conocer al padre Tomás, como a pesar de su juventud ha ganado la confianza de su “rebaño”, nos muestra su familia y sus dudas por haber seguido la religión ha pedido de su abuela y nunca haber tenido el “llamado de Dios para servirle”.

No hay que dejar de mencionar un leve coqueteo de parte de Angela Race, quien da vida a Geena Davis (Beetlejuice), al sacerdote. Pero quién la puede culpar, estamos hablando de Poncho (lo siento he tenido un lapsus, ha venido a mí todo recuerdo de groupie adolescente, aunque hay que admitir que está como el vino este muchacho).

En una segunda parte, el personaje de Herrera empieza a tener extraños sueños con un sacerdote en México exorcizando a un niño, su sueño se repite durante algunas noches, lo que se volverá aún más desconcertante cuando el esposo de Angela, con principio de alzheimer, le menciona al padre Marcus Keane (Ben Daniels) quien es el que aparece en sus sueños.

Todas las tomas muy bien planeadas, pruebas en cada lugar del que los demonios están acercándose a la familia protagonista y al sacerdote. Pequeños sustos que te mantendrán en la trama, que a cada minuto se va intensificando. Recuerdo que en cada films de terror podía notar cuando algo malo se aproximaba, predecible, y volteaba los ojos pensando “no entres ahí idiota, te van a matar por estúpido”. En este caso, las voces resuenan entre las paredes, no hay lugar seguro. Claro ejemplo es una conversación del padre Tomás con un hombre afuera de una casa de reposo de sacerdotes retirados, donde al dejar de hablar con él, podemos ver sus ojos, los mismos que tenía el niño poseído del sueño.

El padre Marcus, es un hombre agobiado por la muerte del niño al que no pudo salvar de las manos del mal. Si gente, el sueño es real, todo paso meses antes del sueño del bombón de sacerdote (disculpen, pero no puedo evitarlo, Herrera está hecho un bombón). Y se encuentra en aquella casa de reposo, dibujando paisajes para pasar el tiempo y acallar la culpa. Este padre tendrá un papel muy importa guiando al padre Tomás en su lucha contra el mal.

Todo el tiempo sospecharás de todos, cualquier miembro de la familia puede ser la víctima y no lo sabrás hasta el final. Y qué final, no quiero arruinárselos, solo diré “que buenas actuaciones”.

the-exorcist

Mi calificación para The Exorcist

Esta serie la calificaré con un 8, en una escala de 1 a 10, me ha encantado, no le pongo un 10 porque es solo el primer capítulo. Realmente espero con ansias al viernes para seguir disfrutándola y poner los pies sobre el sillón para que ninguna fuerza demoníaca me atrape.

Tráiler The Exorcist

Comenta en el recuadro