No se dejen engañar por el título. Este no es un cómic de violadores o depredadores sexuales, es un cómic muy diferente a cualquier otro que hayan leído o les haya recomendado.

De mano de Matt Fraction (escritor) y Chip Zdarsky (arte), nos cuenta la historia de Suzie, una bibliotecaria que ama los libros quizá demasiado, y Jon, un actor, que coinciden en una fiesta y, después de un flechazo, descubren que ambos tienen la habilidad de congelar el tiempo cuando tienen un orgasmo. Así es, un orgasmo. El tiempo se detiene y todo es brillante, hermoso y alucinante.

sexcriminals2

En el primer número, Suzie nos cuenta cómo descubrió esa habilidad especial, su despertar sexual a raíz de la muerte de su padre y la depresión y alcoholismo de su madre, y como no supo manejar ese “don”, hasta que encontró a Jon.

Suzie y Jon terminan decidiendo robar el banco en que trabaja Jon para salvar la biblioteca que ama usando precisamente lo que les pasa cuando tienen un orgasmo.

Comedia, crimen y sexo se unen en una historia fantástica con un arte que la eleva al siguiente nivel. Sí, habla sobre sexo, de una manera en que todos podemos identificarnos, sin ser asqueroso, grosero o tonto. Pero sobre todo, habla de una pareja real, que decide que juntos pueden hacer algo que nadie más y deben aprovecharlo.

No dejen que el título los asuste. No lo lean por morbo. Sepan que cuando pasen sus ojos por las páginas y lleguen a la última, querrán correr a comprar el siguiente número, y lo harán con un gran sabor de boca.

sexcriminals3

Esta divertida pareja lleva apenas unos meses en el mercado, pero se ha vuelto de las favoritas de muchos, y justamente ayer salió el cuarto número de la serie en Estados Unidos. ¿Mi recomendación? Vayan a su tienda favorita, cómprenlo, léanlo y disfrútenlo, en toda la extensión de la palabra.

Comenta en el recuadro