Piensa en mí siempre amor, en todo lo que hagas durante el día, quiero ser parte de tu vida cada momento. Ser todo eso que añadas a tu vida incluso cuando no

En ese susurro por la noche que se cuela por tu ventana espero escuches mi voz y entonces pienses en mí. Quiero ser el suave canto de la cigarra que con su melodía te arrulle al dormir y esa brisa que te acaricia antes de caer rendido tras un largo día. 

Desearía ser ese soplo de aire que respiras, vital, necesario para tu existencia y sentir que soy parte de tu diario vivir. Quiero que salgas a la calle y me encuentres en el aroma de las flores, que ese sea el perfume que te haga pensar en mí. Que me tengas presente y escuches mi risa cuando pienses en algo gracioso que sabes bien me haría reír.

Encuentrame amor en ese suspiro que se te escapa al despertar y anhelarme a tu lado, en el aroma del café por la mañana y la alarma que te recuerda que de nuevo se te ha hecho tarde para iniciar el día. 

Cuenta los minutos para tenerme cerca, llenate de deseo y deja que tu emoción se haga evidente en tu voz cuando me llames pidiendo que ya no tarde.

Piensa en mí al abrazar la almohada que aún tiene mi perfume, ten en mente todo lo que me provocas, eso que pasa cuando estamos juntos y como pierdes la razón cuando mi boca se apodera del lóbulo de tu oreja.

Piensa en mí con el brillo de la luna, con esa mirada perdida en el destello de las estrellas y esa blusa que olvide aquella noche en el cajón. Piensa en mí, te pido amor piensa en mí, ten por seguro que yo pensaré en ti.

COMPARTE en:
MsIpRamz
Psicóloga, comunicologa, escritora de microcuentos y otros debrayes, consejera, twittera y algo geek (dicen por ahí).

Comenta en el recuadro