El cine es lenguaje universal como toda expresión artística pero no por eso está exento a poseer características dotadas por la cultura de donde proviene que establece ciertas diferencias en su creación. Es por eso que muchas veces usamos términos como cine francés, cine italiano, cine surcoreano, cine suramericano, entre otros, que se diferencian no sólo por su idioma o el lugar donde provienen, sino también por su estilo. Sin embargo, pocas veces escuchamos cine británico cuando se refiere, por supuesto, al cine hecho en Gran Bretaña. Tal vez por su idioma, o sus estrellas de cara conocida, no se le da el justo valor que posee la singularidad del cine inglés que ciertamente siempre consigue ser lo que se propone adicionando un encanto extra tanto visual como emocional, que se puede percibir en cualquier género como las feel-good (Pride), las comedias (Love Actually), los dramas de época (Orgullo & Prejuicio), las biopic (The Theory Everything) e incluso franquicias generacionales (James Bond, Harry Potter, Bridget Jones).

La última película en sumarse a lo mejor del cine británico es la encantadora Paddington 2 porque es exactamente lo que se propone: inocente, entretenida, graciosa y además encantadora a nivel visual y emocional pero…

¿De qué va Paddington 2?

Tal como señala su título se trata de la secuela de Paddington (2014) en donde un explorador descubría una pareja de osos inteligentes que vivían en el Oscuro Perú. Tras la amabilidad por parte de las criaturas, el explorador les invitó a visitarlo algún día en Londres. La pareja años más tarde recibía a su pequeño sobrino en la familia, siendo este el único que lograría partir a Londres en busca de un nuevo hogar. Entonces ¿es necesario ver la primera entrega para ver Paddington 2? Sería lo adecuado pero no es estrictamente necesario. La película inicia con un resumen explicando con una secuencia incial que resume los sucesos de su sucesora, para dar paso a una nueva aventura.

Una vez establecido en Londres, específicamente en el pacífico vecindario de West Garden, Paddington tiene el deseo de regalarle a su tía, en su cumpleaños número cien, un libro pop-up que ilustra doce lugares emblemáticos de Londres. Mientras Paddington comienza a trabajar para reunir el dinero, alguien más (sí, el villano) roba el libro porque tal parece que más allá de ser un simple texto longevo, se trata de un mapa que esconde el paradero de un tesoro perdido. Por una equivocación Paddington es confundido con el ladrón y ahora no sólo deberá encontrar el libro, el regalo perfecto para su tía; también deberá probar su inocencia y encontrar al verdadero culpable.

Donde nace el encanto

Puede que la premisa suene gastada pero lo que hace de Paddington 2 una película diferente es el tono de su historia. Se trata de una película completamente inocente pero no tontorrona, que puede conectar con el público infantil y el público adulto a la vez porque apela a un humor clásico, a veces físico (en un claro homenaje a Chaplin) pero también deja leer un discurso entre líneas sobre los prejuicios, y las consecuencias de las malas acciones. Además, visualmente es un festín. La fotografía de Erik Wilson juega con una gama colorida (que recuerda un poco a El Gran Hotel Budapest) que embellece cada plano y lo convierte en la ilustración perfecta de algún cuento clásico.

Lo mejor es que esta segunda entrega no cae en el error de ser más grande que su antecesora, algo que ha matado otras franquicias (como Pitch Perfect), todos los elementos que funcionaron en Paddington, están presentes en Paddington 2 a una misma escala; se trata de una nueva aventura igual de inocente, tierna y graciosa, muy graciosa que no abusa de sus virtudes en ningún momento, simplemente las aprovecha. En parte porque Paul King ha estado detrás de la cámara en ambas entregas. La película tampoco se aferra a lo cliché como esas películas de fantasía con animales parlantes, aquí a pesar de la singularidad que representa el personaje, nadie se asombrosa por un instante de ver a un oso con dotes humanos; la historia toma un giro más natural en ese aspecto, tal vez por los puntos que aborda su narrativa, aunque nunca se desprende de su tono fantástico.

Quién acompaña a Paddington en esta nueva aventura

Todo el mundo. Todos los actores de la primera entrega están de vuelta. Sally Hawkins como Mrs. Brown, que desprende mucha ternura; Hugh Boneville como Mr. Brown, la voz de la cordura y los actores juveniles Madeleine Harris y Samuel Joslin como Judy y Jonathan Brown. También está Julie Walters como Mrs. Birds, parte esencial de las escenas más hilarantes de la cinta. Jim Broadbent y Peter Capaldi regresan como el amigo bonachón de Paddington y el vecino cascarrabias respectivamente. Incluso Michael Gabom e Imelda Stauton Tienen una participación especial. Las dos grandes adiciones de esta entrega son Brendan Gleeson y Hugh Grant quien está maravilloso y saca partido a un personaje excesivo pero funcional. Por supuesto Ben Whishaw regresa para dar voz al peludo protagonista, dotándolo de una candidez que trasciende al sentido del espectador.

¿Habrá una tercera parte?

Paddington 2 es entretenimiento en su máxima expresión, una aventura de una hora y cuarenta minutos cargada de mucha sensibilidad, diversión y un amor hacia Londres que contagia. Sobre todo, como el buen cine británico, es todo lo que se propone ser por ello es inevitable no dejarse llevar por la historia, por los personajes y encariñarse con ellos y con sus intenciones porque incluso aquí los malos tienen buen corazón; ni siquiera el gran villano -un actor venido a menos- tiene planes maquiavelicos, no intenta secuestrar ni matar a nadie (como en la primera parte) simplemente tiene un objetivo para su propio beneficio, por lo cual, el pecado más grande es ser egoísta pero ya el guión se encargará de dejarlo claro en unas cuantas buenas escenas, como el final, que es un espectáculo, literalmente, y cierra perfectamente la historia.

Cuando Paddington se estrenó no había nada concreto respecto a una secuela pero cuatro años después aquí estamos hablando de su secuela. No sabemos si habrá una tercera parte, tal vez no sea necesaria ya que Paddington 2 cuenta con un cierre muy digno pero en vista de la magnífica recepción que ha tenido (con 100% en Rotten Tomatoes es una de las películas mejor valoradas en la página de cine), más una buena taquilla, todo es posible. Si Paul King está de vuelta, todo el elenco y la capacidad de crear una nueva aventura para Paddington y su familia, entonces una tercera entrega sería bienvenida.

Ver en línea paddington 2 Latino – Trailer

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre