¿Conoces lo mejor de ti mismo?

Pero no me digas que eres muy bueno en matemáticas, o que conoces las finanzas mejor que ninguno, o que hablas 4 idiomas y estudiaste en el extranjero, no.

Dime cuál es esa cualidad que hace que este mundo sea un lugar más agradable gracias a ti.

Dice Mark Twain, que él preferiría el cielo por su clima, pero el infierno por la compañía. Y es muy cierto, vivir aquí en este planeta y en esta época en particular, no es nada fácil. Cualquiera diría que es un infierno en vida, a veces; sin embargo por lo menos en mi caso, yo mil veces volvería a vivir, simplemente por disfrutar nuevamente todas las cosas buenas que he vivido, todas las maravillosas personas que he conocido, algunas son mis amigos o mi familia, pero muchas, muchas otras, ni siquiera sé su nombre. Simplemente tocaron mi vida de alguna manera.

Algunos me dieron unos segundos de su vida, una hermosa sonrisa, una palabra de apoyo o de empatía, algunos otros su valiosa ayuda, aún sin saber qué tipo de persona soy.

¿Cuántas personas han hecho que mi piel se erizara?, que mi corazón se hinchara de orgullo y felicidad de haber coincidido con ellas aunque fuera corto el momento, ellas lo hicieron inolvidable por su actuación en él, por su participación en mi vida.

Si tú eres de las personas que puede llegar a tocar el alma de alguien más, ahí es donde se encuentra tu mayor cualidad. Busca dentro de tus memorias, dentro de ti mismo, cuándo fue que lograste darle sentido a la vida de alguien, cuando le cambiaste el día a una persona, cuándo la sacaste de un problema, cuándo la hiciste sentir acompañada o comprendida, cuándo fue que la hiciste sentir que este mundo valía la pena, que había una ESPERANZA de que todo fuera bien.

La esperanza lo es todo, pero no esa esperanza de la ilusión que puede o no materializarse, no. Yo hablo de aquella esperanza que se siente al ver salir el sol detrás de las nubes de lluvia, esa certeza de que todo al final estará  bien.

Cuando encuentres una persona así en tu camino, dale muchas gracias a Dios, o a la vida, porque has sido tocado por el universo en persona; y cuando tú seas eso mismo para otra persona, siéntete feliz y orgulloso de, por ese instante, haber formado parte del todo universal, de estar en donde debes de estar, y busca repetir ese momento cada día.

Hoy, por favor, todos tratemos de darle sentido a la vida de alguien más, que en ese simple hecho, estaremos dándole sentido a la nuestra, de la manera más perfecta y bella que puede existir, el AYUDAR.

Nos tenemos a nosotros mismos, no lo olvidemos jamás.

Excelente lunes y hasta la próxima.

6 Comentarios

  1. Qué hermoso Vero. Aunque creo que muchas veces la gente toca nuestra vida o nosotros tocamos la de alguien más, sin darnos cuenta. Al menos eso ha pasado en mi caso. Lo importante es siempre esforzarnos en ver el mundo como un lugar donde vale la pena estar.
    Que tengas una linda semana Vero. :)

Comenta en el recuadro