“- ¿Alguna vez te preguntaste qué pensarán nuestros perros de nosotros?

Me refiero a que llegamos del supermercado con el más maravilloso botín: pollo, cerdo, media res. Deben creer que somos los mejores cazadores del mundo.”

Anne Tyler

El domingo llegó a la casa de mi amiga, el perro más hermoso del mundo mundial, un Alaska Malamute de dos meses de edad de un ojo azul y otro gris, negro de la espalda y la cola, tan solo las patas y la punta de la colita son blancas.

Esa raza de perros por naturaleza les gusta el clima frío, mi amiga que adora a los animales incluso duerme con la ventana abierta para facilitarle a su perra que se acople a su nueva casa, sin embargo educar a un animalito no es tan fácil como parece.

Por lo cual decidí ir corriendo a su ayuda y estar con ella (el pretexto claro, para ir con la perra que tanto me gusta) y de esa situación se me ocurrió la idea de la entrada de hoy:

1.- Los cachorros tienen que tener un horario de comida

2.- Desde pequeños se les tiene que enseñar dónde hacer del baño, y cada que haga en el lugar indicado es necesario felicitarlos

3.- Tienen que tener agua a su disposición a todas horas del día

4.- Es necesario quitarle las cosas que no debe de morder al momento en que las está mordiendo

5.- Que haga ejercicio desde pequeño, para evitar perros obesos y enfermos

6.- Tienen que tener un lugar específico para dormir, ya que de grandes va a ser muy difícil quitarle el hábito de acostarse en la cama o sillones

7.- Llevarlos regularmente al veterinario para que cubra su cuadro de vacunación

8.-Desparacitarlos cada seis meses

9.- Los horarios de alimentación, juegos, sueño, y demás actividades tienen que ser marcadas por el dueño y no por la mascota.

10.- Convivir con otros perros para evitar que sean agresivos.

11.- Los perros no deben de comer chocolate, cebolla, chile por el daño que le generan al estómago

Estos pocos consejos, son los necesarios para empezar a educar al mejor amigo del hombre, quererlo y amarlo no es opcional ni obligación, es un placer y privilegio que pocas personas pueden tener.

La nobleza de los perros de compañía sin importar el tamaño (aunque prefiero los grandes) es directamente proporcional al placer que le da al perro cuando llega la persona que lo crió, alimenta y está al pendiente de él.

Mi amiga lo sabe, yo lo sé y espero que ustedes lo sepan. Los perritos no son juguetes, no son aptos para personas irresponsables, necesitan amor, apoyo, paciencia, tolerancia y ser firme; sobre todo amor y comprensión.

Yo por eso acepto mi incapacidad de tener un perro, pero soy muy buen apoyo, pensándolo bien debería de escribir un post que se llame… Educando al mejor amigo del perro.

La foto fue tomada por mí a la hermosa perrita, Iztly, de mi amiga.

COMPARTE en:
Netikerty
Ni bipolar ni sarcástica, neurótica hasta el grado del placer que no sé distinguir entre lo prohibido y tu sangre, mi mejor arma las palabras. Besos tronados para todos. Pd. Los veo en mi casa, no crean que es tan caliente como dicen ya tenemos aire acondicionado.

1 Comentario

Comenta en el recuadro