La Universidad Nacional Autónoma de México se corona como reina de la Onefa al ganar por segunda semana consecutiva un título, esta vez a manos de Pumas Acatlán quienes derrotaron el viernes a Lobos UAC en la final de la liga mayor.El duelo comenzó este 15 de noviembre en punto de las 2 de la tarde en la casa de los acatlenses.

   La primera anotación estuvo a cargo de los locales y en manos de Víctor Alamán, pocas jugadas después vino el segundo tanto y el partido ya se inclinaba hacia Pumas con 14-0. En el segundo cuarto, un pase de 17 yardas a Ricardo Carielo le da sus primeros puntos a los Lobos, con lo que quedaron 14-7 gracias al punto extra pero la diferencia se volvió a agrandar cuando en un gol de campo de 27 yardas Acatlán avanzó tres puntos más hasta los 17-7.

   A pesar de llevar la ventaja y haber jugado muy bien en los primeros cuartos del partido, conforme se acercaba la mitad del encuentro la actuación de los mexiquenses comenzaba a desmerecer y poco a poco sus aires ganadores de desinflaban. Sin embargo, justo antes del medio tiempo un pase de 34 yardas a Luis Ángel Hernández, más el punto extra que fue bueno, llevó a los naucalpenses al descanso con  la superioridad en el marcador (24-7).

   Al inicio del tercer cuarto la balanza comenzó a cambiar su inclinación permitiendo que los visitantes empataran el marcador 24-24 después de dos anotaciones tras las cuales los Lobos se decidieron por la conversión y no por el simple punto extra. Parecía que la historia se repetiría pues las dos finales anteriores, a pesar de haber tenido un buen desempeño, Pumas Acatlán las perdió ante Centinelas y contra los Potros Salvajes porque en algún punto comenzaban a flaquear.

   Entre el calor de las tribunas, el miedo y los nervios, el partido volvió a dar un giro, esta vez para regresarle la ventaja a los representantes de la UNAM que gracias a un pase de cinco yardas y un escape de 80 más una intercepción y otro pase de cuatro yardas se colocaron muy arriba con 45 puntos a favor y 14 para Lobos.

   Ya casi sin vida, los de Coahuila golpearon dos veces a sus oponentes gracias a un pase de 15 yardas y otro de nueve. Con 54 segundos en el reloj y el marcador 45-38 sin favorecer a los saltillenses, éstos se fueron por una patada corta en el cambio de posesión pero no lograron recuperarla.

   Ése fue el marcador final y el cuadro de Acatlán explotó de felicidad pues con este resultado le pusieron fin a una sequía que cayó sobre ellos desde el 2003, quienes además llegaron invictos hasta el final. En otras estadísticas es la segunda ocasión que la UNAM consigue un doblete en los emparrillados al llevarse los títulos en la Liga Mayor y en la Conferencia de los 8 Grandes, cosa que no sucedía desde que todavía existían los Cóndores de la UNAM y los Osos de la ENEP Acatlán; siendo la sexta vez que esto sucede en la Onefa. De igual manera es la sexta final ganada para Acatlán y el título 41 para la institución.

COMPARTE en:
Mariana Huerta
Soy Mariana, estudiante de la escuela y de la casa, de las amistades y del día a día, estudiante de la vida. Quizá mis cortos años; porque sí, son pocos; no me permitan decirles todo lo que he hecho pero sí todo lo que soy. Me gusta sorprenderme pero me gusta aún más sorprender. Escribir es un lujo, mi pasión, mi escape y contacto con la Mariana de adentro, con todo lo que me rodea. Un gusto estar aquí.

Comenta en el recuadro