De acuerdo al informe del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) al tercer trimestre del 2015 sólo demuestra la cruda realidad del país, imaginación, estereotipos, cero expectativas, y lo más preocupante que no muestra ningún tipo de mejora (por lo menos en los 3 primeros lugares).

De que estamos escribiendo esta vez, cada trimestre el IFT presenta un reporte detallado de todo lo que tiene que ver con el tema de telecomunicaciones, esto incluye desde el aporte que tiene para el PIB, telecomunicación fija, móvil, banda ancha, televisión abierta, restringida, empleados, etc., el mencionado informe tiene cifras por demás sobresalientes e interesantes, sobre todo para ver que tanto se continúa enriqueciendo a Slim y dado el fallo del día lunes 8 de febrero 2016 podría ser que pudiera crearse un duopolio (América Móvil y AT&T).

Vamos por partes, las cifras indicadas en el informe denotan que México aún tiene un rezago brutal en el ofrecimiento de internet móvil, por ejemplo, en contratación de MB (megabytes) por suscripción apenas supera 1 GB, mientras que en Chile está por llegar a 4 GB, pero eso es sólo una comparación con Chile, el país está por debajo de la media de Latinoamérica que es de un poco más de 1.8 GB, más lejos se encuentra Norteamérica con 3.4 GB, y hasta casi inalcanzable Europa con más de 5.3 GB contratados; y no hay otra explicación que las cuotas de los carriers, pero parece que podría terminarse la mina de oro de Slim, la contratación estrella la tiene Nextel con más de 4.3 GB, seguido de Iusacell con 2.2 GB, Telcel con 1.2 GB, muy cerca Virgin Mobile con 819 MB.

Las cifras son complementadas obviamente con el ingreso que obtienen las empresas por la contratación de estos servicios, y resulta más que evidente que en México el ingreso promedio es de 12 ARPU USD (ingreso promedio por suscripción), muy por arriba de Brasil con 5 ARPU y sólo 1 ARPU por arriba de Chile, pero basta ver la diferencia por los servicios ofrecidos, lo que representa ingresos por más de 62 mmdp uffff.

Y para culminar con el informe, existen cifras respecto a la permanencia de las personas al frente de la caja idiota, que en promedio es de 4:54:10, sólo 5 minutos menos que hace 2 años, así mismo el rating por tipo de señal está distribuido por 7.78 en televisión abierta, 3.89 en televisión restringida y sólo un 1.67 para otros dispositivos.

En este último hay un dato interesante, la población de México le gusta llenar su tiempo libre a ver televisión basura, y viene a colación lo comentado al inicio de la columna, los 3 primeros tipos de programa con más rating son: telenovelas con 3.48, dramatizado unitario con 2.58 y reality show con 2.44, las cuestiones culturales, debate y gobierno ocupan los lugares 16, 17 y 19 respectivamente con raquíticos .59, .54 y .21 puntos de rating, lo que indica que lo que sigue vendiendo es la desfachatez, lo irreal y como diría Emilio Azcárraga (q.d.e.p) se hace “televisión para jodidos”; lo que menos le interesa a la población es informarse (dirán los detractores que lo hacen vía móvil, internet y anexas, las cifras dirán lo contrario), buscar más allá, pero sobre todo ser críticos, exigentes, y sobre todo no quedarse con lo que indican los medios, con lo que “deducen” para su propio interés y beneficio.

El tener un rating tan alto programas tan de bajo nivel intelectual, crítico, pero ante todo fuera de toda realidad lo único que aportan es que seamos la sociedad conformista y de los más felices del mundo, que maravilla, al fin que tenemos una “Primera Dama” Made in Televisión.

Comenta en el recuadro