Inicio ENTRETENIMIENTO Cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans para mejor

Cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans para mejor

cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans
cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans

Chris Evans fue el corazón y el alma del Universo Cinematográfico de Marvel durante casi una década entera. Protagonizó como Capitán América siete películas desde 2011 hasta 2019 convirtiéndose en uno de los personajes más queridos del gran público. Ver cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans es la antítesis a esa creencia infundada de que el cine de superhéroes es veneno para la carrera de cualquier actor.

En la superficie, el Capitán América puede parecer un superhéroe bastante sencillo, pero Marvel logró algo notable con el personaje en el MCU, y todo comenzó con el inesperado casting de Chris Evans. Sin muchos papeles de peso en su haber, y después de encarnar a la Antorcha Humana en el bipartito de Los Cuatro Fantásticos, Steve Rogers llevó la carrera de Evans por un nuevo camino, y acabó por cimentar su lugar en la historia del cine.

Cómo Marvel cambió la carrera de Chris Evans para mejor

Todo comenzó con Capitán América: El primer vengador que, a su manera, es la última de las películas previas a los Vengadores. Y lo que hace que El primer vengador sea muy especial es que se desarrolla en los años 40 como una historia de aventuras en tiempos de guerra. En retrospectiva, este escenario lo significó todo para este personaje. Cuando se lucha contra Hydra (es decir, los nazis) la trama de El primer vengador gira en torno al bien puro contra el mal.

Es por eso que con Steve Rogers, el problema no es conseguir que el público se encariñe con el héroe, sino encontrar la forma de hacerlo interesante. Chris Evans supera esta prueba con creces. Infunde al Steve (antes de ser soldado) un gran propósito y determinación y demuestra que es digno de ser un héroe por su carácter y no por su físico. Con Evans al frente, nunca dudamos de la dedicación de Steve a la hora de luchar por los pequeños y de ayudar a sus amigos, especialmente a Bucky.

La inclusión del Capitán América en los Vengadores hace avanzar la historia del héroe al tiempo que lo sitúa en un mundo nuevo e incierto. Steve es el hombre fuera del tiempo, ya que se despierta 70 años después y casi inmediatamente se le pide que ayude a salvar el mundo de Loki y de los invasores alienígenas. Su valor nunca flaquea y su título de «capitán» se pone de manifiesto a medida que se convierte en el líder de los héroes más poderosos de la Tierra. Evans brilla en Los Vengadores cuando se enfrenta a otros pesos pesados como Robert Downey Jr. y Samuel L. Jackson; el Capitán cuestiona el carácter de Iron Man y condena los secretos de Fury.

Evans protagonizaría otras dos películas del Capitán América y tres epopeyas de los Vengadores, con algunos cameos en Thor: The Dark World y Spider-Man: Homecoming.

Vengadores: Endgame es la gran despedida del primer Vengador y Evans lo da todo. Su dolor es palpable, mientras que siempre aparecen destellos de optimismo. La amistad del Capi con Tony se consolida en última instancia y su romance con Peggy se cierra de forma inesperada, con el fotograma final de la película centrado en su largamente esperado baile y en un beso. Endgame también marca la única vez que el supersoldado pronuncia el grito de guerra de Avengers Assemble; Evans se compromete con la frase con aplomo y confianza.

Pero años antes de todo este suceso, Chris Evans era conocido sobre todo por la acción y la comedia. Su carrera comenzó con una fallida sitcom y algunos pequeños papeles en el cine, siendo su gran oportunidad la fallida No es otra película de adolescentes. El humor seco de Evans era lo mejor de esta burda parodia, por lo que impulsó su carrera en la dirección correcta. Más adelante, el actor se lució en el papel de Lucas Lee en una película mucho mejor escrita, Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños, de Edgar Wright.

Aterrizó en papeles más importantes en películas medianamente decentes como Cellular antes de aparecer como la Antorcha Humana en dos Fantastic Fours. Como Johnny Storm, Evans es ágil, divertido e impulsivo, es decir, perfecto para el papel.  Por aquel entonces, trabajó en el thriller de ciencia ficción Sunshine, de Danny Boyle, donde Evans empieza a salirse realmente de su molde.

Antes de encarnar al Capitán América, Evans participó en una serie de películas de crimen/acción que desgraciadamente se mezclan entre sí al recordar su trabajo cinematográfico, como Street Kings, Push y The Losers, siendo esta última la actuación más divertida y memorable de Evans de las tres.

Desde finales de la década de 2000 ha rebotado entre ese género, las comedias románticas y los dramas más pesados. Los papeles más ligeros en The Nanny Diaries, What’s Your Number y Playing it Cool son rellenos útiles en su filmografía, que la hacen más digerible frente a otros trabajos como Puncture donde da vida a un consejero legal con adicción a las drogas.

Los frutos de Marvel dentro de la carrera de Evans se empiezan a notar cuando después de Vengadores, entrenó la adaptación de la novela gráfica de Bong Joon Ho, Snowpiercer, que contempla la estructura de clases a través de una lente postapocalíptica. La cual ha día de hoy sigue siendo la mejor cinta de su carrera. Más recientemente, ha protagonizado Gifted, de Marc Webb, en la que demuestra su capacidad emocional, y The Red Sea Diving Resort, en la que toma prestado algo de su personaje de Capitán América para enfrentarse a los matones ayudando a los refugiados a escapar de la persecución.

Un par de papeles secundarios de Chris Evans, cada vez menos frecuentes en su filmografía que se está llenando de protagónicos, completan sus mejores trabajos, estos son The Iceman y Knives Out. En ambos interpreta a excéntricos asesinos. La capacidad de Evans para hacer de secundario también refuerza las cuatro películas de Los Vengadores, sobre todo porque su carisma natural siempre encuentra la forma de colarse en el primer plano de cualquier proyecto en el que participa. Por otro lado, su poder de estrella es una de las principales razones por las que la calidad de la trilogía del Capitán América es una de las más populares de Marvel.

Con Steve Rogers entregando el escudo del Capitán América a Sam Wilson, es turno de interpretar a otro héroe: Buzz Lightyear y adentrarse a una nueva franquicia, Toy Story. Veamos que le depara ahora la industria a Chris Evans, pero todo apunta a que estará cerca de su consolidación como estrella.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil