[dropcap size=dropcap-big]H[/dropcap]asta el miércoles 29 de mayo no había escuchado un comentario sobre el libro “50 sombras de grey” tan acertado, todos lo describen como un gran libro y lo es, por eso lo leí muy rápido, desde el principio te absorbe de tal modo que no quieres dejar de leer pero, un compañero de oficina lo describió como “porno” a lo cual respondí “si, es cierto”. A los hombres puede que les guste ver porno, a las mujeres puede que nos guste no solo ver porno sino también leer porno.

A los que no han leído el libro “50 sombras de Grey ” solo les voy a contar que habla de Anastasia, Christian y su extraña relación, obviamente centrándose en las relaciones sexuales entre ellos y la relación que surge fuera de la cama.

En noviembre del año pasado salió a la luz pública que una mujer solicitó el divorcio porque su marido se negaba a realizar las mismas fantasías sexuales que se describen en el libro, que son muy buenas ideas, pero ¿Son una razón suficiente para acabar con una relación? Desde mi punto de vista NO.

Todas las aventuras sexuales narradas en el libro son fantásticas, sería espectacular encontrar un hombre así, pero la realidad es muy diferente a la ficción que nos narra un libro. Como mujeres lectoras de este tipo de literatura debemos entender que la imaginación siempre será superior a la realidad de nuestras vidas y no tratar de transformar a nuestra pareja en una copia barata de Christian Grey; de este libro podemos extraer ideas muy buenas para romper la rutina de una relación o simplemente para experimentar.

Aunque creo que es un libro escrito solo para mujeres, si algún hombre se atreve a leer este libro, les digo que no se deben sentir intimidados por Christian, en la vida real ningún multimillonario tendría tanto tiempo para entretener a su “amante” porque están demasiado ocupados haciendo dinero, cumpliendo reuniones, viajes, etc.; de este libro un hombre inteligente puede aprender sobre lo que siente una mujer tanto al nivel fisco como sentimental cuando está en una relación.

En conclusión todo libro puede llenar tu mente de buenas o malas ideas, que puedes aplicar a tu vida para mejorarla o empeorarla, al final es el lector el que decide cuál es el conocimiento que adquiere de un libro que lee.

 

Comenta en el recuadro